Contenidos

La notarización de la blockchain

¿Qué son los notarios?

En un sentido general, un notario es una figura independiente que autentica la información de un documento a las partes implicadas de una transacción, siendo responsable de afirmar que el resultado es legalmente vinculante.

Por ejemplo, si se tratara de una venta de un apartamento, éste seria el encargado de asegurarse que el vendedor sea la persona real, el apartamento realmente exista o saber si lo está vendiendo voluntariamente.

Sin embargo, el notario no deja de ser un testigo imparcial, una figura central a la que múltiples partes depositamos nuestra confianza para que de fe.

Estos procesos podrían ser en parte automatizados y sustituidos por la tecnología blockchain, permitiendo renunciar a la necesidad de esta figura central. Concretamente, en los casos donde se trata de documentos y firmas digitales.

.

Inmutabilidad y marca de tiempo

La blockchain registra todas las transacciones con una marca de tiempo generada de forma descentralizada por el consenso de la red. Al mismo tiempo, este registro descentralizado proporciona la integridad necesaria de los datos que garantiza la inmutabilidad.

La marca de tiempo, también conocida como timestamp, permite probar que el documento existió en un momento dado. De esta forma, la blockchain genera una marca de tiempo en cada bloque por consenso global, permitiendo registrar una prueba de un documento y dejar constancia de que el documento existía en ese instante de tiempo determinado.

.

Identidad digital: certificados digitales

Es imprescindible conectar el mundo real con el virtual. Por ello debemos ser capaces de relacionar de forma inequívoca la identidad de la persona o institución con la gestión de las claves necesarias que permiten registrar en la cadena de bloques. Para ello, se requiere de credenciales de identidad adicionales para realizar este vinculo entre ambas identidades.

Una opción, seria asociar la identidad digital con la identidad real mediante certificados digitales emitidos por una fuente de confianza, como pudiera ser una institución gubernamental o una empresa reconocida.

.

Blockchain como notario público

En este punto surge la conocida expresión «la blockchain como notario público«, ya que la podemos considerar una alternativa para proporcionar algunas de las capacidades de notarización.

La cadena de bloques permite mantener registros prácticamente imposibles de eliminar (al menos en la blockchain de bitcoin), con una marca de tiempo, y la posibilidad de validar la identidad del emisor. Todo ello, de una forma descentralizada, pudiendo eliminar el poder central de la figura de un notario.

.

Cowcerts

El protocolo de CowCerts, enmarcado en la plataforma de uso CowStamp, utiliza los beneficios mencionados que ofrece la blockchain otorgando una máxima seguridad en el proceso de certificación de todo tipo de documentos, validando la autenticidad del emisor y el registro a la blockchain.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *