Contenidos

¿Qué es el famoso “Contact Tracing”?

El rastreo de contactos o “contact tracing’ en su término en inglés, es un concepto emergente en el contexto del COVID-19, específicamente con el desarrollo de medidas de desconfinamiento enfocadas a evitar una nueva oleada de contagios. 

Varios países han desarrollado sistemas tecnológicos basados en el rastreo de contactos. Por lo general, se tratan de aplicaciones que permiten informar a los usuarios de un posible contagio después de haber estado en contacto con personas que han dado positivo por coronavirus. El objetivo de este despliegue tecnológico se centra en poder adelantarse a los posibles contagios creando una red de contactos.

Si bien algunas aplicaciones desarrolladas en algunos países como China han sido más intrusivas en la privacidad de los ciudadanos; no son anónimas, recolectan datos personales y localizan por GPS, en otros lugares se ha optado por un sistema amigable con todos estos conceptos. Principalmente, al usar la tecnología bluetooth permite estudiar la movilidad sin afectar a la privacidad: mientras se están emitiendo señales desde un teléfono móvil, nadie más sabe qué teléfono se está comunicando. Asimismo, para reforzar dicha privacidad se han desarrollado aplicaciones que usan sistemas descentralizados. 

.

Aplicaciones descentralizadas para asegurar la protección de datos

Existen dos modelos de aplicaciones de rastreo por contactos: centralizados y descentralizados. La diferencia que existe entre ambas es la forma y el lugar donde se almacenan los datos que se intercambian. En el sistema descentralizado la información queda almacenada solamente en el teléfono móvil del propietario. Sin embargo, en los centralizados, los datos terminan en un servidor central controlado por una entidad. 

En varios países se ha puesto en marcha un protocolo para desarrollar aplicaciones de rastreo llamado DP-3T. Se basa en el modelo descentralizado, por lo que que nadie almacena los datos de los usuarios. El sistema surge de una investigación hecha en la Escuela Politécnica de Lausana, en Suiza y es anterior a la propuesta desarrollada por Google y Apple, que también se basa en el modelo descentralizado. 

.

¿Cuál es el funcionamiento de una aplicación de “Contact Tracing”?

Las aplicaciones de rastreo de contactos funcionan a través de Bluetooth, lo cual permite detectar otros dispositivos conectados a esta tecnología cuando se encuentran próximos. La aplicación permite emitir diferentes códigos abiertos (o identificadores) aleatorios todo el tiempo, y grabar los códigos que se transmiten por otras aplicaciones cercanas.  De esta manera, se crea una red de contactos. En el caso de que un individuo esté contagiado, este publica sus códigos a un servidor. Los individuos que han estado en contacto con el contagiado, pueden comprobar su lista de códigos. 

A través de la aplicación los usuarios pueden descargar la lista pública de positivos y comprobar si han tenido contacto con alguno de ellos, de éste modo los usuarios pueden ser notificados por su propio dispositivo que será quien compruebe toda la información de forma aislada. Así, una vez notificados los usuarios, pueden tomar medidas preventivas y colaborar en contra de la dispersión del virus. Todo ello, salvaguardando siempre el anonimato de la identidad de los usuarios.

En esta ilustración se ha esquematizado muy bien el proceso:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *