Contenidos

¿Qué es la identidad digital y cuál está siendo su uso en el actual contexto del COVID-19?

La tecnología se ha puesto, una vez más, al servicio de la actual crisis sanitaria con el desarrollo de una serie de medidas enfocadas a frenar la propagación del COVID-19 entre la población. Para el desarrollo de estas medidas destaca el uso y aplicación de las identidades digitales y de sistemas descentralizados que proporcionan altos niveles de seguridad y protección de los datos personales. 

La identidad digital es el conjunto de información pública sobre una persona o entidad, que tiene capacidad de autenticarse ante los demás de una forma fehaciente, y obtener permiso (autoridad) para actuar en base a la confianza establecida a través de medios electrónicos, como un portal web o una aplicación móvil.

Entre los casos de uso de la identidad digital para la COVID-19, destaca el desarrollo de un “pasaporte de inmunidad” para acreditar el estado de salud de las personas. En este sentido, la identidad digital permite crear perfiles de usuario asociados a identidades reales para crear credenciales digitales, donde registrar la prueba del resultado del test médico de anticuerpos, y poderlas demostrar cuando se le requiera. 

En otros proyectos de varios países del mundo, la identidad ha digital también ha servido para monitorear los pagos a los sectores de salud, rastrear la proximidad contactos, rastrear ayuda, e incluso para rastrear la logística de medicamentos.

.

Identidad digital y la blockchain: solución a la seguridad y privacidad de los usuarios

Como se ha mencionado anteriormente, en el contexto del COVID-19, se han desarrollado varios tipos de medidas, de las que se destacan las aplicaciones de rastreo de contactos y las que son utilizadas como “pasaporte de inmunidad”. En ambos casos, se recopila información personal de los usuarios. 

Sin embargo, el mal uso de los datos personales puede generar especulaciones entorno a la protección de la privacidad de las personas. Por ello, es necesario que exista un puente de seguridad de datos donde las empresas u organizaciones involucradas reconozcan que la información usada en cada proyecto es sensible, y garantizar el cuidado de las mismas. 

En este sentido, aprovechar el uso de redes descentralizadas como la blockchain, permiten reducir el control de los datos por parte entidades externas y aportar un mayor grado de seguridad al sistema. 

.

¿Cómo ayuda la blockchain?

Repasemos las principales características que configuran la blockchain como una herramienta de protección de datos ideal.

Inmutabilidad de los registrosLos nuevos bloques de datos se almacenan de forma lineal y cronológica, por lo es muy poco probable que alguien que intente alterar la información atraviese el tiempo minuciosamente largo necesario para rehacer todas y cada una de las unidades.
Infraestructura impenetrableUtiliza una plataforma descentralizada que es segura, resistente y a prueba de manipulaciones.
Herramientas de cifradoAplica la forma más fuerte de cifrado para autenticar a los participantes de la red y para garantizar la integridad de los datos. 
ConsensoLa propia naturaleza y diseño de una red peer-to-peer hace cumplir el consenso con respecto a la precisión de los datos, por lo tanto, no se puede modificar fácilmente.

.

Gracias a todos estos atributos, la blockchain proporciona una prueba definitiva de la veracidad de la identidad y la defensa contra posibles accesos fraudulentos a los datos, o manipulación de los mismos. Y por ello, la convierte en un ecosistema seguro donde crear identidades digitales.

.

Apuntes finales 

La confianza y la confidencialidad deben considerarse cuidadosamente cuando se trata de cualquier tipo de recopilación de datos. Especialmente, si se trata de datos sensibles. 

El uso de la tecnología, y en concreto, aplicaciones basadas en la identidad digital y la blockchain, pueden ayudar a desarrollar medidas enfocadas a controlar la propagación del coronavirus entre la población. La identidad digital permite facilitar cualquier proceso electrónico, mientras que la blockchain proporciona una red descentralizada y totalmente segura donde poder crear y verificar dichas identidades digitales. 

Por último, destacar que existe una sistema de gestión de identidad que garantiza aún más la protección de la identidad de los usuarios. Nos referimos a la Identidad digital auto-soberana (o Self-Sovereign Identity, en inglés)

La identidad auto-soberana permite que al individuo crear y tener un identidad digital con la que poder gestionar y custodiar todos sus datos personales. Asimismo, puede demostrar cualquier competencia, como su estado de salud ante la Covid-19, sin la necesidad de revelar información sensible. Tal y como indica su propio nombre, el individuo es propietario de su identidad. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *