Economía

¿Qué son las DeFi?

Las finanzas descentralizadas, más comúnmente conocida como DeFi (Decentralized Finance, por sus siglas en inglés), está ganando terreno dentro de los casos de uso de la tecnología blockchain. El objetivo de este sistema, que pretende diferenciarse del tradicional, se basa en el grado extra de transparencia y descentralización de todas las piezas que intervienen en el proceso. 

Las DeFi nacen con el propósito de convertir las estructuras convencionales centralizadas, en sistemas descentralizados, donde se elimina la intermediación de terceras partes de confianza. La ejecución se lleva a cabo a través de los conocidos smart contracts, dentro de una red blockchain En ella, queda reflejada un registro de cada acción que, además,  es inalterable.

La cadena de bloques más utilizada es Ethereum. Aquí es donde se basan la gran mayoría de las aplicaciones DeFi y donde ocurren millones de transacciones. Son las llamadas aplicaciones descentralizadas (dApps)

¿Qué beneficios ofrece un sistema descentralizado?

Con la descentralización se solucionan los problemas de infraestructura, ya que se elimina el punto de error y garantiza que los registros se puedan compartir de una forma segura entre los diferentes nodos de la red. 

Para los usuarios, los beneficios más inmediatos son las  transferencias instantáneas o extremadamente rápidas, con tarifas y cargos drásticamente reducidos. Asimismo, DeFi ofrece la oportunidad de crear un acceso equitativo a los servicios financiero, ofreciendo una solución para aquellas personas que no tienen acceso a los servicios financieros debido al aislamiento, la falta de fondos, la opresión política, etc. 

Otro beneficio de DeFi es el rendimiento extremadamente alto conocido como «cultivo de rendimiento», que permite a los inversores solicitar y prestar sus criptomonedas a tasas mucho más altas que la banca y las inversiones tradicionales.

Aplicaciones comunes de las DeFi

  • Préstamos 

Un ejemplo práctico del uso de una DeFi sería en la petición de un crédito. En lugar de acceder a un banco, presentar decenas de documentos y esperar días para tener una respuesta, se podría solicitar el préstamo a través de una plataforma DeFi. A través de un smart contract se establecerían las condiciones de dicho contrato, de una forma transparente y clara, que seria autoejecutable. Asimismo, la acción quedaría visible y grabada en la plataforma de una forma inmutable en la blockchain.

  • Mercado de las Remesas

La huella más significativa de DeFi es en el mercado de remesas. El contexto rodea la problemática existente que se encuentran muchos trabajadores para enviar dinero a sus familias que se encuentra en países del extranjero. Sobre todo, por el alto coste que conlleva.  Con las Finanzas Descentralizadas DeFi, será posible reducir la tasa asociada al envío de dinero en hasta un 50% o más. Además, las transacciones se llevarían a cabo de forma inmediata. 

El futuro de DeFi

El futuro de las finanzas descentralizadas parece que se está consolidando. A medida que el mundo avanza hacia un futuro digital y descentralizado, ya estamos viendo que los activos tokenizados que incluyen oro digital, tokens no fungibles (NFT), mientras que muchos gobiernos de todo el mundo buscan establecer monedas digitales de bancos centrales ( CBDC).

Los casos de uso de los contratos inteligentes son exponenciales, y abarcan desde DeFi hasta juegos, activos tokenizados del mundo real, pagos condicionales, aplicaciones de juegos de azar y apuestas…

A medida que la tecnología descentralizada sigue revolucionando la forma en que las personas y las organizaciones interactúan, intercambian información y acceden a los servicios financieros, los contratos inteligentes y DeFi seguirán creando transparencia y libertad financiera.

Sin duda, las DeFi son un vehículo que abre las puertas a inversiones internacionales sin tanta burocracia, costes y tiempo y con mayores niveles de confianza y transparencia. Un vehículo para que las personas no bancarizadas puedan acceder a servicios sin la intermediación de los bancos, teniendo iguales condiciones de evolucionar personalmente en su desarrollo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *