Contenidos

Verificadores universales vs. propietarios

Las credenciales verificables nos permiten certificar digitalmente un documento, demostrando que es válido, íntegro y que la identidad tanto del emisor como del receptor son verídicas. Dicha prueba se realiza a través de los verificadores, los cuales dotan de sentido a todo el ecosistema de credenciales digitales permitiendo a cualquier persona demostrar sus competencias en un entorno digital y de una forma rápida y segura.

Existen dos tipos de verificadores, los universales y los propietarios. Los universales permiten comprobar credenciales que sigan uno o más estándares abiertos. Además, pueden hacerlo en cualquier momento y sin depender de una entidad concreta. En cambio, los verificadores propietarios son sistemas creados por la misma entidad que ha creado la plataforma dedicada a la emisión de credenciales y el formato que éstas siguen.

Entre ambas existe una diferencia destacable que radica principalmente en la transparencia de los procesos de verificación y en la dependencia de los usuarios con las plataformas de emisión.

.

Razones por las que usar verificadores universales

Seguir un estándar abierto para emitir credenciales nos permite utilizar un verificador universal, y por ende, nos aporta numerosas ventajas para emitir documentos en la blockchain:

  • Auto soberanía digital: Los receptores de las credencial es son dueños de su información. Por ejemplo, un estudiante es dueño de su título y podrá mantener todos los documentos, a pesar de que la universidad cambie de plataforma en un momento dado o ésta desaparezca.
  • Verificación independiente: en el caso que la plataforma de registro o el emisor dejen de existir, las credenciales pueden seguir siendo verificadas con cualquier otro verificador que siga el estándar abierto.
  • Emitir a múltiples blockchains: las credenciales pueden registrar sus evidencias en diferentes blockchains, por lo que ofrece la posibilidad de escoger libremente en qué cadena emitir y no tener que limitarse a usar la que el servicio adopta.
  • Código abierto: las implementaciones de los estandares abiertos son open source, lo que implica cualquier persona puede comprobar exactamente lo que está sucediendo en el proceso de verifiación.
  • Portable: los documentos emitidos no están limitados a una sola plataforma. Una vez verificados, el usuario puede compartir el documento a un perfil social como Linkedin o Twitter; o simplemente, mantenerlo en privado.

.

¿Y qué aporta un verificador universal en la blockchain?

Los verificadores universales son la mejor opción a la hora de emitir una credencial, ya que garantizan un sistema real de desintermediación. Ofrecen un sistema global verdaderamente interoperable, asegurando la permanencia del proceso de verificación de los documentos digitales de una forma transparente y segura. 

Dichas características no las ofrecen los verificadores propietarios. Muchas empresas han terminado haciendo sus propios verificadores con el fin de crear y mantener su exclusividad. Sin embargo, éstos obligan a los usuarios a ser dependientes de su sistema para recibir, ver y verificar insignias, lo que rompe con el esquema de un sistema descentralizado.

Por último, cabe destacar las ventajas de registrar una credencial en la blockchain: nos permite comprobar que el documento fue realmente registrado en un momento concreto de tiempo. Asimismo nos aporta la seguridad de que las evidencias del documento están almacenada de forma pública y descentralizada, de tal modo que ésta pueda ser consultada en cualquier momento sin depender de nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *